Testimonios

"...verdaderamente mágico".

"No tengo suficientes palabras de agradecimiento para el Sonesta Philadelphia por los recuerdos que crearon de mi boda. Desde la ambientación hasta la comida y la fiesta, todo fue verdaderamente mágico".
— Diane P., novia, Filadelfia, PA

"...todo lo que esperábamos..."

"A medida que nos acercábamos a la fecha de la boda, su atención al detalle nos dio absoluta confianza de que la boda de Dana saldría perfectamente y sería todo lo que esperábamos que fuera. Su presencia el día de la boda (y en el almuerzo del domingo), supervisando cada detalle, nos permitió relajarnos y disfrutar de esta ocasión tan especial".
— Joseph y Nancy C., padres de la novia, Doylestown, PA

"No tengo suficientes palabras..."

"He tenido el placer de trabajar con Kelly Shallcross para un grupo de habitaciones que organizaba una boda para este fin de semana, del viernes 15 al domingo 17 de mayo. Gracias a ella, esta experiencia ha sido maravillosa, en un momento tan estresante como es la planificación de una boda. Ella se reunió personalmente con nosotros para mostrarnos el hotel y las habitaciones, al igual que la sala de banquetes, donde tendríamos el almuerzo el domingo. No tengo suficientes palabras para describir su actitud positiva y su predisposición para ayudar a que este proceso salga lo mejor posible. Ella es realmente un bien preciado de la propiedad ".
— Ilene G., mayo de 2015

"...más que contenta..."

"Nos comunicamos con el hotel Sonesta a través de hotels.com, porque necesitábamos un hotel cerca del lugar donde realizaríamos nuestra boda, el Franklin Institute. Kelly Shallcross fue nuestro enlace. Le explicamos lo que estábamos buscando y nos dio una tarifa que era muy buena en comparación con la de otros hoteles de la zona. Así que, sin vista previa del lugar, mi novio y yo decidimos reservar un grupo de habitaciones en el Sonesta. Estoy más que contenta de haberlo hecho. Fue muy fácil trabajar con ellos, ya que escucharon nuestras ideas y nos ayudaron en todo lo posible ".
— Jennie C., mayo de 2015