Sitios Históricos

San Felipe’s Castle

Castillo de San Felipe

El mayor complejo arquitectónico militar en Latinoamérica. Construido por los españoles, la magnificencia de esta fortificación es evidente desde el primer momento en que se entra: túneles, cañones, pasadizos secretos, galerías subterráneas y almacenes de pólvora que transporta al visitante al siglo XVIII, cuando las tropas inglesas atacaron la ciudad y fue este castillo su principal mecanismo de defensa. Su construcción, que inició en 1647, duró 10 años en finalizar, la obra fue dirigida por el maestro Gaspar Mejía. Turistas provenientes de diferentes lugares del mundo que aterrizan en Cartagena, llegan a conocer esta insignia del continente en recorridos guiados en los cuales se relata algo de su historia mientras se pasea por sus túneles y caminos. Puedes adquirir souvenirs y objetos varios en su tienda de regalos, ubicada en el interior del castillo.

The Vaults

Las Bóvedas

Este conjunto de 23 bóvedas, en tiempos de guerra permitía a las tropas militares transitar libremente sin sufrir los impasses propios del clima caribeño. Inicialmente fue concebida como cárcel y almacén de pólvora y de víveres de las tropas. Luego de su restauración, en su interior actualmente funcionan tiendas artesanales, de antigüedades, galerías y bares, convirtiéndose en un lugar propicio para la compra de souveniers y arte colombiano. Visitar las bóvedas es un paseo con historia e ideal para una tarde de compras. No deje de visitar “La Garita Local # 23”, en donde encontrará las mejores artesanías colombianas, elaboradas por artesanos locales.

La Popa Mount

Cerro de la Popa

Sobre el cerro más alto de Cartagena, una reliquia arquitectónica sobresale por su fastuosa fachada, construcción que desde cualquier punto de la ciudad es visible. Es el “Convento de La Candelaria”, el principal motivo por el cual los creyentes suben a esta montaña, ubicada aproximadamente a 150 metros sobre el nivel del mar. Entre procesiones que duran horas y visitas al interior de esta joya edificada en 1606, miles de turistas llegan a conocer el lugar que antes era punto de referencia para los barcos que se aproximaban a Cartagena: los navegantes señalaban el cerro diciendo que se asemejaba a la popa de una embarcación.

India Catalina

India Catalina

Escultura en bronce por el español Eladio Gil Zambrano en 1974. Es uno de los personajes más representativos de la historia de Cartagena durante el período colonial. Este monumento hace remembranza a la historia de esta bella aborigen, hija del cacique Galeras y que fue raptada por conquistadores españoles cuando apenas era una niña. Veinte años más tarde, se reencontró con su familia y fue conocida como “La Pacificadora” al ser mediadora de tribus indígenas y por ayudar a los españoles en la búsqueda de tesoros. Está situada en la glorieta de Chambacy y hoy es insignia del Festival Internacional de Cine en Cartagena.

Old Shoes

Zapatos Viejos

Ubicado en la parte trasera del Castillo San Felipe, este monumento se erige en homenaje a Dos Luis Carlos López, poeta cartagenero que se hizo famoso por el soneto titulado con el mismo nombre: “Fuiste heroica en los tiempos coloniales, cuando tus hijos, águilas caudales, no eran una caterva de vencejos. (…) Bien puedes inspirar ese cariño que uno les tiene a sus zapatos viejos…”. Construido por el escultor colombiano Héctor Lombana.

Pegasos Monument

Monumento a los Pegasos

Tres míticos corceles se sitúan en el costado izquierdo del Centro de Convenciones de Cartagena. Es una obra donada en 1992 por el artista colombiano Héctor Lombana. Es uno de los atractivos que da la bienvenida al Centro de la ciudad (ubicado en la bahía de las Ánimas) y en donde comúnmente guías turísticos ofrecen sus servicios a turistas y residentes.